Lugares de interés

Iglesia de Santa Eugenia

Obra de mampostería y cantería, con espadaña a los pies y portada gótica de arco carpanel encuadrado por alfiz decorado con medias bolas y precedida de pórtico, en el lado de la Epístola. Consta de una nave con cubierta plana moderna y cúpula rebajada sobre pechinas en el Presbiterio y presenta coro alto a los pies.

Escultura religiosa : Retablo mayor de mediados del XVI, con 16 pinturas sobre tabla de algún seguidor de Berruguete, que representan escenas de la Vida de Cristo y Santa Eugenia. Mesa de altar gótica, decorada con friso de bolas. Esculturas de San Roque y Santa Bárbara. Crucifijo gótico del siglo XIV. Púlpito de yeso, barroco, con busto de Cristo y cabezas de ángeles.

Iglesia del Carmen

Construcción moderna, de 1945, situada en el centro de la población. Alberga un retablo neoclásico procedente de la iglesia de Santa Eugenia, con escultura de San Juan del siglo XVI.

Casco urbano

Son pocos los ejemplos conservados de la arquitectura tradicional, algunas casas de adobe con corral, que presentan la peculiaridad de disponer de un patio con altas tapias, en uno de cuyos lados se abre el acceso principal del edificio.

Casetas de era y de huerto

En torno a la localidad existen varias pequeñas construcciones de plantas cuadradas o rectangulares, construidas con alzados de adobe sobre zócalos de cantos rodados, y cubiertas con tejados a dos aguas. Su función principal fue guardar los aperos agrícolas propios del verano (trillos, bieldos, garios), los empleados en el cultivo de las huertas, para las caballerizas, el carro y como lugar a resguardo del sol o la lluvia.

Norias

En los huertos cercanos aún es posible contemplar las norias, de tracción animal que los irrigaban. Se trata de artilugios metálicos que extraían el agua de profundos pozos entibados. Por medio de una cadena de cangilones, el líquido se vertía en una pileta que alimentaba los diversos canalillos de riego.

Palomares

En las inmediaciones del pueblo aún se conservan en un relativo buen estado tres palomares realizados con materiales propios de la comarca. Cubiertos con teja, son todos cuadrados, uno tiene patio interior abierto, mientras los otros carecen de él, y presentan tejados a una o a cuatro aguas. Dentro de la población, existe un cuarto ejemplar, en estado ruinoso, de planta circular y carente de patio descubierto.

Molinos

Apenas 400 metros al oeste de la localidad, junto al camino que conduce al río, se levanta un molino harinero de tres piedras, de planta rectangular, que conserva además del edificio principal la vivienda del molinero y un almacén anexo. Hay que señalar que, aunque ya sin uso, su interior cobija aún la maquinaria de molienda que era movida por el agua que llegaba desde el Valdavia a través de un largo caz.

Bodegas

Aprovechando el afloramiento arcilloso existente junto a la iglesia se han excavado una serie de bodegas, que son las más septentrionales de este valle del Valdavia. Algunas están abandonadas pero otras siguen cumpliendo su función de conservar y dar solera a los vinos. Una boca de paso da acceso a la galería de entrada que baja hasta las diversas estancias, donde se conserva el vino en toneles y cubas.

Fuentes

Junto al comienzo del camino que se dirige hacia el río Valdavia existe una fuente-lavadero formada por dos balsas y un pilar de sillería rematado con pináculo, donde consta: “Se hizo esta obra siendo alcalde D. Gregorio Gutierrez CTA. Año 1893”.